De animales y cristales

01
« 2 of 10 »

Frente a mis ojos se exhiben los protagonistas de historias y leyendas, de millones de misterios en la ciencia, de amores y temores, nuestros grandes referentes de capacidades envidiables: Los animales.

A muchos los conozco a través de los cristales, cercas y mallas, reubicados por el hombre: ejemplares en vitrinas. Sin embargo, no podría determinar su condición de cautivos o refugiados, de explotados o conservados, de lastimados o dignificados. Observar estas otras vidas me recuerda un poco a la imagen inversa de un reflejo y, un poco también, a la forma circular de una paradoja.

Más allá del cristal hay algo en estas caras del reino animal. Esa libertad gris, así como la de tantas personas, es la que me motiva a hacerles un retrato. Porque a estos ejemplares no solo les pasa la edad dentro de esas vitrinas, sino también la soledad. Para mí, ese algo es su capacidad de elevar la mirada, y de ser cada vez menos espectáculo y más espejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*