Serie: Selección de collages

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Por Antagónica Furry

Comentario de Forthes Gordon Batallie – Editor de la Revista Rouge (París)

Detrás de su debut  hay una labor casi secreta de muchos años, una entrega constante y firme a la escritura de ficciones, un minucioso pensar y aplicarse a la ideación de personajes y de circunstancias: el afianzamiento, en fin, de una vocación, ese pacto con uno mismo para convertir la escritura y el collage no en una tarea complementaria, sino en una tarea primaria. No en un accesorio de la identidad, sino en la clave de una identidad. Se piensa que un día post funeral, muchos se inventarán historias de cómo era ella. Creo que no es  prudente hablar mucho de trabajo sin antes haberlo tenido frente a frente como quien confronta al maleante, revelar sus claves ni desentrañar las características de sus personajes, ya que no se debe privar al lector y espectador del placer de adentrarse en un territorio del todo desconocido, sin señales orientativas, sin pautas marcadas, sin indicios. Pero si vamos a decir algo; Su obra está llena de aciertos es el de ser crudamente fisiológica. En ella se describe, sin filtros, la enfermedad, el sacrificio de animales, la sexualidad, esa especie de supuración continua que es la vejez…de evanescencias líricas . A ella  ni por concepción ni por estilo, se le escora jamás la sensibilidad a la sensiblería. No hay afán de endurecer las cosas, pero tampoco de ablandarlas. La suya es una mirada fría, aunque sigilosamente implicada. Hoy soñó con arañas, quizá sea un buen presagio.

Haga clic sobre la imagen para verla en grande

12742465_160371481011636_6718241346674317962_n
« 1 of 6 »

Sobre Antagónica Furry

Antagónica Furry es boliviana. Se ha dedicado a ser curiosa durante años en campos como la pintura, poesía, collage, ilustración y muchas otras perversiones. Su mundo es un absurdo, una bofetada a la moral, donde los cuerpos prefieren bailar desnudos tan asimétricos que son su edén.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*