“Soy un hombre de academia” Gobernador de La Guajira

¿Cómo se enteró de su nombramiento como Gobernador de la Guajira?

Por una llamada del señor presidente de la República, quien me pidió que asumiera esa responsabilidad ante la profunda crisis que el departamento vive y que, quizá, pueda ser la peor de toda su historia.

¿Cómo se siente ante este reto tan grande?

Abrumado. Yo soy un hombre de academia, un hombre que no ha perseguido estos cargos, que ha pasado su vida con relación a la investigación y con la gestión cultural, que tenía unos planes de vida muy tranquilos, llenos de satisfacciones y recompensas académicas.

Yo estaba a punto de viajar al extranjero y me tocó desbaratar los planes gestionados y organizados con mucho tiempo, mucho esfuerzo desde otro país y hacer un sacrificio inmenso por asumir ese reto con La Guajira.

Y su día a día ¿Cómo ha cambiado?

Es un conjunto de tareas abrumadoras con relación al departamento que comprenden distintos frentes y que con el conocimiento de mi territorio, de mis coterráneos y con los años de investigar y pensar La Guajira; de haberla recorrido, investigado, de haber trabajado como consultor en tantos frentes, tantos proyectos en zonas costeras y comunidades étnicas y campesinas, yo siento que puedo plantear unas propuestas que nazcan de ese tipo de conocimientos y reflexiones que pudiesen ser novedosas en La Guajira. Pero, para ello se requiere el acompañamiento de la sociedad guajira en todos sus agentes y también del Gobierno Nacional.

Ante la responsabilidad de ser el gobernador de uno de los departamentos más aquejados por problemas de corrupción y gobernabilidad ¿Cómo se ve usted?

Sé que el reto es supremamente difícil pero también sé que el señor presidente me ha llamado justamente por no ser político. Soy un servidor público, y como servidor público me debo a la lógica de la planificación, la administración eficiente y honesta y cumplir la misión institucional por la cual fue creada La Guajira como ente territorial.

Quiero contar con todo el respaldo de la academia, la comunidad de La Guajira, las comunidades indígenas, afrocolombianas, criollas y de cualquier origen étnico para afrontar este reto como una sociedad unida. No represento más intereses que los de toda la colectividad guajira y de mi jefe inmediato, el presidente de la República.

Como académico y hombre de ciencia y cultura ¿no cree que esta es una oportunidad para cambiar la imagen que se tiene de los académicos en la política colombiana?

Yo creo que sí, es un reto como como académico, es un reto como antropólogo, es un reto como miembro de la Academia de Historia de Colombia. Pienso que debe haber una inmensa relación entre conocimiento y poder. Las sociedades que abren estas brechas pueden pagar costos históricos por equivocaciones, por no actuar de manera planificada. Aplicaré todo esto que ya les he mencionado en favor del beneficio de La Guajira, trataré de gobernar con un equipo idóneo y el favor y el apoyo de las comunidades del departamento.

Como antropólogo y ahora en el cargo de gobernador ¿Cuáles, considera usted, son las raíces del problema de gobernabilidad del departamento?

El Estado tiene un fin, una misión institucional, y las distintas instituciones tienen misiones institucionales; si se les desvirtúa, si quien tiene el poder desdibuja la misión institucional, si las personas que se envían a los cargos no tienen la capacidad o no tienen el perfil necesario o correspondiente a responsabilidad social, es evidente que esto puede ocurrir. Pero también confluyen unas relaciones de vieja data, de carácter histórico desiguales entre las relaciones de la nación y la región, relaciones que no siempre han sido armónicas y creo que se requiere una tarea de armonización de los intereses del país con los intereses de La Guajira, pero lo más importante es recuperar la transparencia y el interés público en la administración del Estado; no tanto los intereses privados en el manejo de Estado sino los intereses de toda la colectividad. Una dosis de altruismo, una dosis realmente de servicio al territorio y a la sociedad regional creo que ha hecho muchísima falta en estos últimos años.

¿Qué es lo más que se necesita hacer de inmediato desde la gobernación?

En primer lugar hay una serie de intervenciones que ya ha puesto en marcha el gobierno nacional en materia de recursos públicos. Asumió temporalmente el manejo de recursos en los campos de la salud, de la educación y del agua. Quisiera en primer lugar trazar una agenda gubernativa dirigida a reencausar la misión institucional del departamento y a controlar la crisis humanitaria, esas son mis sentencias, tenemos que recuperar la confianza ciudadana en el gobierno, eso va a ser clave, pero también construir esa agenda gobernativa no solo de la mano del gobierno central, sino de la mano de la sociedad guajira y principalmente de nuestros pueblos indígenas afectados por esta crisis

En la redes sociales y en alguno círculos académicos han mostrado un gran apoyo a su nombramiento como gobernador ¿cómo se siente ante este respaldo?

La academia colombiana me conoce, soy un antropólogo que ha ganado ganado el premio nacional de antropología, soy un gestor cultural que ha trabajado y ha presentado sus trabajos en todo el país, desde la Amazonía hasta San Andrés. He sido director del observatorio del caribe, el cuál me permitió tener un contacto con las redes de investigadores de nuestra región, conocer y recorrer la región caribe desde la guajira hasta San Andrés en donde estaba trabajando. Entonces yo diría que siento ese apoyo de la comunidad académica que ha sido para mi muy importante, como también siento el apoyo de la ciudadanía guajira, lo cual son dos fortalezas importantes para hacer una buena gestión gubernativa.

Una última pregunta Cuando termine este reto de la gobernación ¿Qué piensa hacer?

Yo Soy un servidor público, (quiero) volver a mi banco, volver a cumplir las tareas que siempre he cumplido en la gestión cultural y en la formación cultural del banco, eso pienso hacer, esa es mi idea: Recuperar mis objetivos académicos.

 

Sobre Néstor De León
Comunicador Social y Periodista Barranquillero. Cofundador y Co editor de la revista Sentidos, Coordinador del CineClub Cayena y creador de contenidos de Memes Culturales. Familia, Amigos, Cine, Fotografía y Literatura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*